La polémica se generó tras la firma de un convenio donde el municipio se compromete a pagar los sueldos, pero aseguran que desde la provincia no envían el dinero. En Canals son 12 las perjudicadas, y en algunos casos se turnan los padres para limpiar las escuelas.

En una nota realizada por eccos FM 88.9, cuatro auxiliares escolares de Canals aclararon por qué muchas de ellas no están concurriendo a las instituciones a realizar sus trabajos y, a la vez, explicaron la desesperación de sus casos. Es que la provincia, junto con la transferencia del PAICOR al municipio, transfirió el pago de los sueldos de las auxiliares también. Ese traspaso se haría efectivo desde el martes, cuando un secretario de la municipalidad las convocó a todas para firmar y les explicó que pasarían a cobrar por el municipio. Sin embargo, el Intendente negó que el convenio firmado esté vigente, asegurando que lo “anuló”. Tras esta disputa, ya van tres meses que las auxiliares no cobran el sueldo, y en algunos casos las instituciones pagan a través de la cooperadora lo que pueden e incluso organizan rifas. Una de ella, en un tono desesperado, nos explicaba que tiene que pagar el viaje de egresados de su hijo y no puede porque no le pagan el sueldo. Pese a las reuniones que tuvieron, aseguran que “la realidad es que hace dos meses estamos sin cobrar el sueldo, eso es lo preocupante. Es horrible estar trabajando y no cobrar, a nadie le gustaría esto”.

Además, explican que “el viernes de la semana pasada nos llamó el Sr. Salgado (coordinador local del P.A.I.Cor.) una por una avisándonos que nos pasaban al municipio, que no íbamos a cobrar más por la cuenta nuestra. El martes nos iban a llamar para firmar para poder cobrar, pero no cobramos. Una de las chicas fue a hablar con el intendente y le negó que hubiera firmado el convenio. Estuvimos averiguando y está firmado, pero él lo sigue negando. Ayer tuvimos una reunión con él y no fue nada buena, quedó en la nada. Dijo que lo firmó pero que fue anulado, ahí estaría el problema”. Aclaran que “nosotros no responsabilizamos a nadie, ni a la gestión vieja ni a la nueva. Solamente queremos cobrar el sueldo que nos parece lo justo. Son dos meses ya, y si seguíamos trabajando va por los tres, por eso decidimos hacer paro. Tenemos el apoyo de los directores porque no tenemos seguro ni mutual, ellos no pueden tenernos en la institución por si nos pasa algo”.

Desde las cooperadoras escolares, incluso los propios padres de alumnos, intentar sostener a las auxiliares hasta tanto se resuelva la situación: “tenemos la ayuda de los padres que van y limpian porque no pueden dejar los baños sucios, se turnan un día cada uno. También hicieron una canasta familiar para vender y ayudarnos a nosotros, entregarnos dinero, eso va a andar en la calle, es un bono colaboración. Estamos agradecidas a ellos, pero no es el caso, porque tenemos el sueldo ganado. Agradecemos al directivo y la cooperadora que nos dieron una ayuda momentánea para poder seguir estos días que quedan, trabajando porque la institución tiene que estar limpia y linda. Aparte tenemos los chicos ahí, a ningún padre le gustaría que vaya el chico y esté sucio el baño. Están trabajando, buscando ayuda por otro lado, buscando alternativas. Agradecemos mucho a la cooperadora que nos ayudan un montón. El IPET se va a hacer cargo. Tampoco es justo que tengan que hacer un bono colaboración para ayudarnos”.

Otras actividades

De las 12 auxiliares sin cobrar el sueldo, muchas de ellas aseguran que están haciendo otras actividades alternativas para mantener el ingreso en su familia: “nosotras no hicimos paro porque quisimos, tenemos el apoyo de las directoras. Vamos a hacer otras cosas para generar ingresos para la casa, dar particular. Somos 12 chicas, y en otros pueblos está pasando lo mismo, como Arias y La Carlota”. En algunos casos, la antigüedad en su trabajo es mayor a los cinco años, y sin embargo deben buscar alternativas para generar ingresos. Aclaran que si bien están unidas en el reclamo, no han pedido aun asesoría jurídica para resolver la situación, y esperan no tener que llegar a eso: “sólo queremos cobrar el sueldo”, aseguran.

Finalmente, además de ser porteras y encargarse del aseo de las escuelas, muchas de ellas desempeñan otras actividades con los chicos: “les damos de comer a los chicos, la leche y el té. Da mucha bronca porque los más perjudicados son ellos. No solamente limpiamos, preparamos la leche y el pancito. Ahora que no estamos, si no hacen tiempo les darán jugo, no se, pero no es lo mismo”.

Nueva gestión municipal

También se reunieron con Edgar Bruno, a cinco días de asumir en la gestión local, en búsqueda de ayuda: “hemos tenido reunión con la gestión nueva, pero tenemos que esperar que asuma y ver qué plata le deja el intendente. Dice que hasta que no entre, no sabe con qué se va a encontrar, qué dinero disponible va a tener. No se comprometió a nada hasta que no asuma”.

Dejá tu comentario