Desde hace cuatro meses funcionan de manera totalmente independiente con energía solar, e incluso en el corto plazo instalarán el equipamiento para inyectar el sobrante a la red eléctrica de Canals.

Dialogamos con Edith Forgione, comerciante de Canals propietaria de la firma “Malvisolar”, dedicada a la importación, venta e instalación de equipamientos de energía solar. Nos cuenta que desde hace cuatro meses el corralón del cual es también propietaria, “Corralón Malvinas”, es 100% autosustentable energéticamente. Con la instalación de una huerta solar, genera 3kW por día que abastecen el consumo interno e incluso, el sobrante, trabajan para en el corto plazo instalar los equipos que lo inyectarán a la red a través de un medidor bidireccional: “estamos haciendo los tramites, ahora estamos utilizando lo nuestro y en unos días más vamos a tener el medidor bidireccional para tener medido lo que consumimos y lo que vamos a inyectar a la red”, asegura.

Así, Edith afirma que “en este momento estamos auto sustentándonos totalmente, sin baterías. El primer negocio de Canals que funciona con energía sustentable, y creo que de toda la zona. Todo lo que está funcionando, incluido los aires acondicionados son auto sustentables con los equipos que tenemos de paneles solares. Estamos produciendo 3 kW por día, con 10 paneles de 330 watts cada uno”. Además, asegura que “lo que no utilicemos lo vamos a inyectar a la red con un medidor bidireccional, va tomando lo que producimos y lo que gastamos”.

Malvisolar

Malvisolar es la marca que importa desde China y comercia e instala en Argentina el equipamiento que está instalado en el corralón, sostiene Edith: “todo importado por nosotros, de lo cual tenemos a la venta desde pequeñas hasta grandes superficies para casas de familia, baterías, kits bidireccionales. Estamos preparados para producir y para vender, tenemos todos los artículos”.

En cuanto a la instalación de los equipos, sostiene que “lo hacen ingenieros especializados, electricista o ingenieros eléctricos que sepan de lo que se trata. La instalación es rápida, estamos en condiciones de proveer la mano de obra más los equipos, llave en mano, y para la gente que está lejos hemos preparado unos kits que los lleva y no tiene más que conectar, arman los paneles y producen su propia luz con baterías, sin complicarse para nada”.

Inversión de rápida amortización

En cuanto a la inversión en energía solar, Edith comenta que en su comercio “hace cuatro meses que está instalado el equipo y el consumo se redujo casi a cero, realmente la diferencia se nota en el bolsillo. Acá tenemos todo luces led para que a su vez consuma menos, pero tenemos dos aires acondicionados y nos alcanza la energía todo el día. El ahorro pasa a ser el 80, 90 o 100% depende del tiempo”.

En cuanto a la amortización, Edith la ubica entre tres y cuatro años, “de ahí tenés 25 años gratis total, a la inversión inicial en cuatro años la pagas y te quedan 25 años que tienen de garantía para seguir utilizándolo, son de amplia vida útil”. Además, cuenta que los paneles son resistentes al granizo: “aquí pasó una cola de tornado, tremendas piedras, y los paneles no se movieron ni se rompieron”.

Finalmente, Edith concluye en que “hemos comprobado el ahorro de energía que se produjo en el negocio. Son energías de futuro, si bien hoy es una cosa que cuesta entrar, pero dado los costos hay créditos en los bancos para esto, incluso desgravación impositiva que el gobierno, una vez que está funcionando, te hace un reintegro en ganancias”.

Dejá tu comentario