Con una propuesta inicial del próximo Intendente, se acordó con el actual Ejecutivo una de las ordenanzas más importantes de la Administración Municipal. Se destaca la inversión en viviendas, salud y urbanización del ferrocarril. El monto total, $255 millones. El futuro de este acuerdo depende de su aprobación en el Concejo Deliberante.

El pasado miércoles sesionó el Honorable Concejo Deliberante de Canals. En su orden del día, destacó el proyecto de presupuesto para la administración municipal que regirá el año 2020. Así, hubo reuniones entre la actual dirigencia y la futura a fin de acordar la norma que aprobará Peiretti pero pondrá en práctica Bruno, a partir del 1° de enero de 2020.

En una entrevista por eccos FM, Peiretti había asegurado que “sería muy loable que la nueva gestión tenga el presupuesto prácticamente acordado, al menos la segunda lectura que la den los nuevos miembros del Consejo Deliberante. Lo que se va a hacer, es darle el ingreso al presupuesto, establecer algunos parámetros”. De esta manera, confirmaba el acuerdo con Bruno para lograr una norma que conforme a ambos.

Por otra parte, Bruno en una nota también por eccos FM, adelantaba que desde el municipio “nos han dado la posibilidad de presentar los presupuestos en borrador, lo trabajamos más de 15 días. Contiene las secretarías, las nuevas agencias, lo que decidimos invertir sobre el ferrocarril el año próximo, vivienda. Dependemos de esta gestión actual si lo acepta o si nos cambian algo. Va a rondar los $250.000 millones anuales”.

Tratamiento legislativo

Junto al presupuesto, se trata la ordenanza tarifaria y el régimen de contrataciones. Ingresados para su tratamiento en el Concejo, con seis concejales presentes y la ausencia de la edil oficialista Susana Gregorietti, se debatió su contenido que resultó con algunas observaciones de Adriana Conte (Unión por Córdoba) y el opositor Daniel Beacon (Juntos por Canals). No obstante, el presupuesto 2020 fue aprobado en general en primera lectura por cinco votos positivos y una abstención del integrante de la oposición Luciano Avoledo (Córdoba Podemos). El paso siguiente es la realización de la audiencia pública, instancia de participación ciudadana donde todos los canalsenses pueden objetar o proponer modificaciones al proyecto, como también despejar dudas (para lo cual estarán presentes miembros del Ejecutivo). Esta audiencia debe ser publicada por medios de prensa a fin que la ciudadanía tenga conocimiento de su existencia, además que el Concejo debe poner a disposición de quien lo requiera, acceso a los proyectos tratados. Si bien no se comunicó oficialmente, la audiencia pública sería el próximo jueves 14 de noviembre en la Municipalidad.

Aprobación final

Culminada la audiencia pública, se debe convocar a otra sesión de Concejo donde se votará en segunda lectura en particular la ordenanza de presupuesto, también la tarifaria y el régimen de contrataciones. En esta oportunidad, los concejales pueden votar diferente que la primera lectura, pudiendo argumentar por ejemplo que tras la audiencia pública reflexionaron sobre alguna cuestión en particular que los inclinó de esa manera. No obstante, antes de votar, tendrán oportunidad de modificar las partidas, punto por punto, tanto de ingresos como egresos. Esto rompería con el acuerdo logrado entre el Ejecutivo actual y Edgar Bruno, pero está dentro de las posibilidades. Finalmente, con cinco votos positivos el presupuesto tendrá aprobación para ser ejecutado en el año 2020. De no lograr esa mayoría agravada requerida por la ley, no habrá presupuesto y el año entrante tendrá que ejecutarse con el presupuesto 2019, ya que no puede volver a presentarse en el mismo año.

Argumentos de Edgar Bruno

En un escrito, el equipo de gestión entrante justifica la asignación de partidas presupuestarias a cada una de las áreas. Las prioridades se encuentran en vivienda, donde argumentan que “se cree necesario formular un plan de viviendas donde la administración asigne los recursos necesarios para la construcción y que de esta forma familias accedan a una vivienda y puedan pagar una cuota accesible analizando la situación de cada beneficiario”, urbanización del ferrocarril: “la cual incluye recuperación de los galpones, playones deportivos, aparatos saludables. El objetivo final de dicha intervención es lograr un lugar de esparcimiento y recreación ya que es considerado un punto estratégico debido a que se produce la separación del pueblo en Sur y Norte”, y salud con la creación de un dispensario en el sur de Canals: “creemos que es una de las necesidades básicas a cumplir la función asistencial en lo que respecta a Salud Publica, en principio se realizaría la construcción del dispensario donde se tratara de cubrir lo que hace referencia a una ayuda básica y necesaria a las personas que lo requieran”.

Además, se menciona la creación de un gabinete psicopedagógico para brindar apoyo a las escuelas, la construcción de pavimento y cordón cuneta, y la continuación de las obras de gas y cloacas a medida que se avance con el cobro de la contribución por mejoras a quienes ya poseen estos servicios, agregando créditos provinciales.

Finalmente, el texto culmina destacando “la buena predisposición del Departamento Ejecutivo en la realización del Proyecto del Presupuesto en forma conjunta”.

La propuesta, en números

Dejá tu comentario