Fue en la sesión extraordinaria convocada a ese efecto por el Ejecutivo. Una vez rubricado el convenio con la provincia, desde el 1° de enero de 2020 se pagarán el impuesto municipal y el provincial en cedulón único emitido por la provincia.

El pasado lunes 16 se reunió por primera vez el nuevo Concejo Deliberante para tratar un proyecto de ordenanza, en esta ocasión fuera del período ordinario de sesiones, y fue por convocatoria del Intendente para que lo autoricen a firmar un convenio con el Ministerio de Finanzas de la Provincia de Córdoba para unificar el cobro del impuesto automotor local junto el provincial, con la administración de ésta última.

Así, la defensa a cargo del oficialismo remarcó la posibilidad de incrementar la recaudación, evitar la impresión de cedulones y facilitar la vida al contribuyente simplificando el pago de dos impuestos en un solo acto. Por otra parte, de la oposición se criticó la pérdida de autonomía del cobro de uno de los más importantes impuestos locales, el cobro del 5% de comisión para la gestión por parte de la provincia y se cuestionó por qué no hacerlo de manera local ya que se cuentan con las herramientas informáticas necesarias.

Primera parte del tratamiento del convenio en Sesión Extraordinaria

En este último sentido, Pablo Villanueva por “Acuerdo Social Amplio” refirió que “estamos perdiendo autonomía, cedemos el cobro y nadie garantiza que va a ser mayor. La municipalidad tiene un sistema para hacerlo, tenemos todo. Si es por ahorrar en términos informáticos, de la misma manera que va a ir con rentas también se pueden generar alternativas por redes sociales. Nadie que tenga un verdadero interés en custodiar las arcas del erario público va a ceder lo que recauda en mano, con el compromiso que te lo den a días. Todos tenemos la voluntad de que a la gestión le vaya bien, pero sí me veo en un compromiso moral de decir que consideramos que esto no es bueno. Muchas veces se puede pecar de inocencia, lo que cuenta tiene que ver con la cuestión de fondos. Debemos bregar por el cuidado del patrimonio local. El convenio de confidencialidad, no podemos acceder a la información, cuando a uno se le escapa el dinero ahí viene el conflicto”.

Además, cuestionó el cobro de comisiones por parte de la provincia: “el 5% pagamos de comisión, no creo que sea mucho más el costo de repartir los cedulones, cambiamos moco por baba. Prefiero que esos $600.000 queden en el pueblo y no que los cobre la provincia. Todo esto que consideramos beneficios, no le estoy encontrando la vuelta, es muy subjetivo. Además de eso, tienen el poder de la ejecución. En el tercer mes que no pagaste, terciarizan en abogados y vienen y te ejecutan. Si te atrasas, terminas pagando el doble. Me preocupa y mucho, quisiera que hoy hubiésemos tratado plan de pago o mejora de la recaudación”, finalizó el ex intendente.

No es privatizar

Así lo aseguró Laura Bragagnini, presidenta del cuerpo: “no se entiende como privatizar, sino que estamos unificando funciones y coordinando a raíz de facilitarle la vida al contribuyente. Este convenio es con el Ministerio de Finanzas. Si rentas terciariza ya es por gestión de ellos. Tenemos antecedentes como el convenio del monotributo unificado”.

A esto, Juan Noello asegura que “tiene varios puntos positivos, como mejorar la recaudación. En 2019 por impuesto municipal se debió recaudar $17 millones y a la fecha lleva recaudado ocho, lo que hace el 47%. Si a eso le sumamos 5 años para atrás, las deudas, casi $26 millones se debe. Nos da mejores herramientas para el cobro de los impuestos. Nosotros recaudamos 47% y rentas 80%, es mucha la diferencia. Eso es interesante, además de esta forma podemos terminar con deudores que pasan años y no pagan, después pagan con descuentos y no es justo. Dejamos de imprimir boletas, Argentina es uno de los países con mayor deforestación en el mundo, es un pequeño grano de arena que estamos haciendo, y agiliza el sistema”.

Segunda parte del tratamiento del convenio en Sesión Extraodinaria

Carina Pereyra, a su turno, argumenta que “este convenio se firma por tres años y se puede rescindir anualmente. Las cuotas que tenemos para atrás, cada municipio tiene la potestad de aplicar la metodología más conveniente para su cobro. Sería un signo de madurez política alejarnos de los paradigmas de las viejas estructuras, que están encuadradas y que son así y siempre han sido así y no darnos la oportunidad de probar un cambio que viene aparejado con una tecnología, una digitalización. Es una oportunidad de simplificar el Estado, hacerlo más cercano a la gente, más amigable. Sería un signo de madurez política atrevernos a intentar este cambio, porque si no funciona lo podemos rescindir”.

A esto, Adriana Conte haciendo referencia a Pereyra, respondió que “no creo que se haya creído toda la palabrería que tiene el convenio en cuanto a la informática y la era del no papel, y a todos los sistemas nuevos, en el cual estamos de acuerdo y son muy eficientes. El municipio ya tiene sistemas de instrumentación de pago online y si no ha sabido recaudar más, hay muchas herramientas para hacerlo. Delegar la autonomía del cobro del impuesto automotor a la provincia por el solo hecho de un programa de computación, que se puede instrumentar mañana mismo en este municipio, no me parece correcto. La discusión no se está poniendo sobre la mesa, que es el traspaso de los fondos. Le aseguro que el 70% de la población va a tener que venir a buscar el cedulón a la municipalidad y se lo van a tener que imprimir, porque tenemos una población bastante longeva”. También aseguró que el mecanismo de cobro de rentas es “usurero”, en cuanto que “una motocicleta paga por impuestos de 2019 $65, pero si paga atrasado del 2018, son $360”.

A su turno, Martín Villarreal aportó al debate mencionando “antecedentes de localidades vecinas que se han adherido y de momento les va muy bien, el sistema de recaudación se va incrementando porque el contribuyente está obligado a pagar. El dinero que se recauda es depositado en la cuenta en 72 hs, así que creemos que tenemos que apoyar todos, un poco de sentido común también por los tiempos que estamos”.

Finalmente, el proyecto resultó aprobado por 4 votos oficialistas contras 2 de la oposición, por lo que Edgar Bruno, el Intendente municipal, está autorizado a rubricar el convenio en cuestión para comenzar a aplicarlo a partir del primer día del año 2020.

Dejá tu comentario