El Ejecutivo de esa ciudad presentó un proyecto de ordenanza que pretender ampliar el ejido urbano de las actuales 400 hectáreas a poco más de 3000, y la oposición junto a vecinos manifestaron su disconformidad argumentando diferentes razones, como inmobiliarias, urbanísticas, de servicios públicos y producción. Por ello, hablamos con el Concejal opositor Cristian Piussi, representante de Cambiemos, quien nos comentaba sobre esto que es “algo que a nosotros y un grupo de vecinos que acudieron espontáneamente nos parece totalmente desproporcionado y que no tiene justificativo”.

Si bien concuerda que es necesaria una modificación porque “hay unas 50 familias que quedaron fuera del ejido”, también razona que esto “no justifica para pasarlo de 400 a 3000, creemos que detrás hay algo tributario porque no hay fundamento que permita al municipio proyectar cómo va a hacer para prestar servicios públicos a toda esa área. El municipio no está midiendo las consecuencias jurídicas ni patrimoniales, no va a poder cobrar servicios que no preste, pero está rentas también que puede realizar una valuación fiscal sobre zonas rurales que queden comprendidas dentro del ejido y aquel vecino va a dejar de pagar por hectárea y va a pagar por metros cuadrados”.

Sobre su tratamiento en el legislativo local, aseguró que “hemos logrado estirar el análisis y ampliar el debate gracias al apoyo de la gente, si no en uso de la mayoría que tienen en el concejo ya lo habrían aprobado”. La suerte se decidirá en la sesión de este jueves, donde resultará aprobado o no. Si llegara a ser favorable, restaría la aprobación de la legislatura provincial.

En cuanto a las actividades realizadas en los sectores que quedarían dentro del nuevo radio, mayormente agropecuarias, Piussi aseguró que “se van a ver limitadas, porque existen leyes de jerarquía superior, y las ordenanzas locales, por el tema de fumigaciones. Es razonable que existan por la seguridad de los que vivimos en una zona urbana, pero muchos agropecuarios se van a ver restringido a pesar de que sus campos están muy retirados de las zonas pobladas. Hay vecinos con 100 hectáreas a kms de Carlota y van a quedar comprendidas dentro del ejido urbano sin ninguna razón”.

Sobre la versión del oficialismo que este proyecto ya había sido presentado por quienes hoy se oponen, el concejal aseguró que “ya había sido presentado en el 2009 y posteriormente en el 2012, en ese entonces la polémica fue mayor a la actual, por lo que este mismo intendente decidió dejarlo sin efecto con el compromiso de que la próxima vez que se tratara se iba a hacer con todos los sectores que integran la comunidad para tratar de lograr un ejido que mayor beneficie signifique para la ciudad. Pero se presentó el mismo proyecto y no se acepta ni una modificación mínima”.

Dejá tu comentario