El pasado martes en la esceula se realizó una jornada sobre huertas orgánicas con entrega de semillas, y los alumnos hablaron sobre el beneficio de consumir verduras. Esto es enmarcado en un proyecto interinstitucional entre ésta institución y el INTA Canals, que pretende contagiar la idea a la comunidad educativa.

En diálogo con la directora, María Laura Poroyán, nos contó que “el proyecto se originó el año pasado con los los chicos de 2° y 3° grado que empezaron a hacer uso del terreno que tenemos para cultivar hortalizas con semillas que nos proporcionó el INTA. Lo íbamos a culminar con la presentación en la feria de ciencias y tecnología de Laborde que por motivos de transporte no pudimos ir, pero lo expusimos hoy para toda la población. Muy lindo, los chicos trabajaron, se interesaron, llevaron los productos a su casa. El objetivo de este proyecto es no solamente trabajar la huerta en la escuela, sino traspasarla y llevarla al hogar, que se involucren los padres y que los niños sean los portadores de esta información”.

Por su parte, Gabriela Mastrovicenzo, en representación del INTA, destacó “agradecer a la escuela, que ellos hacen de vínculo. Nosotros estamos disponibles para este tipo de cosas desde el programa ProHuerta que funciona en el INTA, una política del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. La idea es facilitar los procesos donde las familias y la comunidad educativa pueden acceder a alimentos sanos y producidos en su propia casa. por iniciativa de la escuela, desde su terreno, facilitamos las semillas y el acompañamiento en cuestión técnica y educativa, con charlas, visitas, ideas”.

Finalmente, destacó que “esta oportunidad es propicia porque en este momento hay un sector de la población priorizada, que la semilla llegue donde tenga que llegar primero, sin desmerecer a quien quiera realizar la huerta. Instituciones y gente con menos recursos tienen acceso primero a estos insumos”.

Dejá tu comentario