Dr. Fernando R. Misisian

En esta oportunidad, tuvimos el placer de entrevistar a un conocido Cardiólogo de Canals, quien nos abrió las puertas de su consultorio y también de su vida. ¿Pasamos a conocerlo?

Nota realizada por Jorge A. Marion

Buenos días, Doctor Fernando Misisian… ¿nos puede comentar algo sobre su vida, para Somos Canals?

Buenos días. Si claro, puedo comenzar contando que mis padres se conocieron como estudiantes en la ciudad de Córdoba. Papá egreso como médico, siendo parte de la primera promoción de la Universidad Católica de Córdoba y se especializó en Gineco Obstetricia en la ciudad de Madrid con el profesor Dr. Botella y mi madre egreso como Odontóloga, se casaron y se radicaron en San Juan, lugar donde nací el 11 de julio de 1966.

¿Educación?

El nivel primario lo complete en el Colegio Salesiano Don Bosco de San Juan y el secundario lo curse en el Liceo Militar General Paz de la ciudad de Córdoba, donde como es necesario tener un tutor para cuando estudias en el Liceo, mis tutores en córdoba fueron mis abuelos maternos, por eso migre hacia Córdoba. Más tarde ingrese en la Universidad Católica de Córdoba egresando de la carrera de medicina en el año 1990.

¿Cómo nace tu vocación como médico cardiólogo?

En el nivel secundario, me interesaba mucho la electromecánica, los motores, la electricidad y leía bastante sobre ello, tal es así que se me cruzo la idea de estudiar en el futuro la carrera de ingeniería, pero ya en cuarto año comencé a pensar en medicina, la carrera que más me comenzó a gustar y así decidí comenzar con esta.

¿Por qué luego de haber comenzado con esta carrera, elegiste la especialidad en cardiología?

Bien, uno cuando comienza medicina, lo único que desea es llegar a ser médico y en el camino vas eligiendo la especialidad. Llegué a elegir cardiología, porque allí pude unir todo lo que tenía en mi cabeza, ya que la cardiología, es medicina, es mecánica, es electricidad, es electromecánica y pude encontrar lo que realmente quería estudiar y trabajar en el futuro. Poder trabajar y estudiar en lo que quería me fascinaba.

¿Luego?

Luego de egresar como médico uno puede seguir trabajando como tal o decidir especializarse en un área específica de la medicina, por lo cual rendí y pude  entrar en el Instituto modelo de Cardiología en la ciudad de Córdoba, donde  ingrese y complete los 4 años de la práctica de la especialidad. Años de mucho entrenamiento, muchas horas dedicadas a la medicina, mucho esfuerzo y a la vez, y en paralelo, comencé a estudiar el posgrado de especialista universitario en Cardiología que dictaba la Universidad Católica de Córdoba en donde obtuve el título universitario de especialista en cardiología. Logre también el título de especialista en Cardiología por la Federación Argentina Cardiología, y después me homologó el título de Especialista en Cardiología la Universidad Nacional de Córdoba y el Consejo de médicos de la provincia de Córdoba quien me otorgo la matrícula de especialista.

Comencé a trabajar en las unidades coronarias de Terapia Intensiva, y para ello, armamos un grupo de post-operatorio cardiovascular y trabajamos en diferentes clínicas de la ciudad de Córdoba.

¿Obtuviste alguna Beca para estudiar en el exterior?

Si. Me presente y gane una beca para estudiar en la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica en el departamento de cardiología del Hospital u.z. Gasthuisberg, así que viaje a esta Universidad en el año 1995. Allí estudie temas específicos de mi especialidad.

¿Viajaste solo a capacitarte a Bélgica?

No, ya estaba casado con Mariel Maurino y viaje con mi esposa y nuestra hija Carolina. Ellas regresaron al tiempo y yo me quede para completar ese curso de posgrado.

¿El curso de posgrado fue en inglés?

Si. En esa región de Bélgica se habla un dialecto, entonces por la gran rotación de médicos, se utiliza mucho el inglés, idioma en que también tuve que capacitarme con diferentes grupos de estudiantes donde lo hablábamos y ello aceleró el aprendizaje del idioma en el que se dictó ese curso.

Realice capacitaciones en diagnóstico por imágenes, post operatorio cardiovascular y cardiología infantil.

Muchos canalsenses se preguntan, ¿Como el Doctor Misisian, luego de su paso por Europa, decide radicarse en Canals?

Bueno, ello tiene que ver con algo muy importante anterior a mi viaje al viejo mundo. En mi época de estudiante también daba clases en AES, donde dictaba la materia de biología, que era un curso de preparación para el ingreso en medicina y como alumna, allí conozco a la que es mi actual esposa, Mariel. Luego nos casamos y de tanto venir a visitar a mis suegros tuve la oportunidad, de que los médicos de Canals de las dos clínicas que había en ese momento (la Clínica San Luis con el Dr. Manzolido y la Clínica Privada Canals con el Dr. Flores, con el que más confianza tuve al llegar a Canals y fueron los que me ofrecieron venir a trabajar aquí. Luego de analizar las propuestas decidí comenzar a trabajar en Clínica Privada Canals. Me agrado más la idea del Doctor Flores y en el año 1998, ingresé como accionista de la Clínica, y decidí comprar el terreno de lo que ahora es mi casa. Sintéticamente, siempre me sentí muy cómodo en Canals, la gente conmigo desde que llegué me hizo sentir muy bien, muy amable con mi persona y más allá de que uno brinda un servicio, yo me sentía retribuido y con el tiempo decidí quedarme acá.

¿Existe mayor conectividad en estos tiempos, con la ciudad?

Si, la conectividad con la ciudad es cada vez mayor y lo único que puede tardarse en mi profesión son los traslados en ambulancia a centros médicos de mayor complejidad, pero en lo demás te digo que se puede trabajar igual. Es más, en la ciudad yo estaría trabajando en los mismos temas que aquí.

¿Realizas curso de capacitación anual?

Si, hay varios cursos anuales que se dictan en el país, pero los dos más importantes son los de la Federación Argentina de Cardióloga y el de la Asociación argentina de Cardiología, a los que siempre trato de asistir, y además trato todos los años de asistir al Congreso europeo de cardiología que se realiza en lo posible en un país diferente de la Comunidad Europea. También de acuerdo al año y las posibilidades que da este país, viajo a un Congreso que se realiza en Estados Unidos, (AHA), la idea es para estar con lo último de la especialidad.

¿Utilidad de estos Congresos a nivel mundial?

Los Congresos a nivel mundial dan las pautas de trabajo para el año que sigue. Allí se evalúan los tratamientos y su efectividad en la práctica, y se realizan los cambios que en ese momento se creen necesarios y más eficaces.

Cambiando de tema, hay una biblioteca de literatura romántica que habla sobre los sentimientos y el tratamiento y alguna relación entre algo tan abstracto, ¿con este músculo tan laborioso?

Creo que sí, pienso que cuando una persona vive una situación placentera y feliz, el corazón está al medio y lo afecta, y si esa misma persona sufre una situación no agradable, también repercute en el corazón, aumenta la frecuencia cardiaca y la estimulación es diferente. Si este órgano es sano, no tendría que afectarle de forma negativa, ya que se podría adaptar y volver a la normalidad, pero no siempre se dan estas condiciones.

¿Algunos tips para cuidar nuestro corazón?

Mira la gente ya sabe, por la información que tiene a disposición, que es lo que le hace bien y que cosas no. Uno puede tener factores de riesgo modificables o factores de riesgo no modificables o genéticos.

Los factores de riesgo que son controlables como el sedentarismo, el sobrepeso, la dislipemia, la hipertensión arterial, el tabaquismo, etc. disminuirían considerablemente la patología cardiovascular si se hiciera el esfuerzo para controlarlas. La idea es morirse sintiéndose lo más joven posible, lo más tarde que podamos, viviendo una buena cantidad de años, con una excelente calidad de vida.

Pasamos a otro tema… ¿Tus hobbies?

Mi tiempo trato de aprovecharlo para estar con mi familia que a veces cada vez es más difícil. Gracias a dios tengo una esposa maravillosa que es una maga para hacer todo lo que hace (tiene varios trabajos, nos cuida a nosotros, limpia la casa, nos espera con la comida y nos ama. Que más se puede pedir, un diosa a la que amo con todo mi corazón, y por qué ya tengo mis hijos dispersados en Córdoba (Carolina es cardióloga con mucho trabajo terminó su residencia de cardiología en el Sanatorio Allende, rindió la especialidad en la Sociedad argentina de cardiología, esperando este mes a rendir el final de la especialidad para obtener el título universitario de cardiología, y gracias a su esfuerzo y  luego de haber presentado su currículum, la esperan para realizar una beca en la universidad de Harvard en Boston (EE.UU). Demorada por el tema de la pandemia que estamos viviendo. Tomás se recibió de médico en diciembre del año pasado y está realizando el año de clínica médica obligatorio al recibirse de médico, en la clínica de la Cañada en Córdoba, para definir la especialidad que quiere ejercer.  María Eugenia está llevando la carrera de abogacía de la mejor forma, cursando quinto año de esta profesión.

¿Los acompaña el más pequeño de tus hijos?

 Si, Francisco está con nosotros, y cursa el cuarto año del secundario y nos mantiene activos como si tuviéramos 30 años. Junto a mis padres, que gracias a Dios aun los tengo conmigo, y que viven en Córdoba (mis mejores maestros, nos dieron y me siguen dando lo mejor de su vida). Mi hermano menor (excelente abogado y que posee una inmobiliaria) que vive en Córdoba también y mi otro hermano que es de profesión militar, en estos momentos coronel en el arma de caballería en La Plata con su esposa y su excepcional hijo Nachito.

En mi casa me encanta también, cuando estoy, distraerme con el patio donde trato de hacer todo lo que puedo, me gusta realizar ejercicios (trato de jugar en lo que yo creo que es tenis, pero los demás no se dan cuenta), ir un rato al gimnasio y caminar y por supuesto, cuando puedo viajar disfrutar con mi mujer y mis hijos, que como les dije es cada vez más difícil juntarnos todos.

Cuando hablamos de la vida, ¿qué reflexión te merece?

Mira, la vida son mil cosas, emociones, sentimientos, malos y buenos momentos, gracias a dios muchas alegrías, pero puedo asegurarte que es muy corta. O sea, cuando uno tiene cinco años de vida y espera al ratón Pérez que le traiga el dinero, la vida es una eternidad, o como cuando tienes 17 años y esperas el momento de que te den el carnet de conductor, lo mismo. Pero cuando tienes cincuenta y das vuelta la torta te quedan 30 años, más o menos si dios quiere, para estar bien. Entonces estoy convencido de que hay hacer las cosas bien y con buena onda, buscar siempre soluciones, no generar problemas. Buscar respuestas a las cosas que se presentan.

¿Una frase que te guste compartir con los lectores?

Cuando realice el año de clínica médica lo realice en el Hospital Córdoba en el servicio de clínica médica donde el jefe del servicio era el Dr. Forteza, una persona excepcional, clínico como pocos, recto en todo sentido y que un día me dijo varias cosas, una de ellas es que aprenda a respetar a los mayores a lo cual yo le conteste, que eso no tenía que aprenderlo porque ya me lo habían enseñado mis abuelos y mis padres, y entonces me dijo que, si eso ya lo sabía, lo que tenía que seguir haciendo era “atender a los pacientes de la misma forma que me gustaría que me atiendan a mí”. Y esas palabras me marcaron parte de la forma, a la que yo siempre trato de atender a mis pacientes, con el respeto que se merecen y atenderlos como me gustaría que me atiendan a mí.  

¿La tecnología facilita los diagnósticos en los pueblos del interior?

Por supuesto que sí, a través de los años hemos ido progresando en la actualización de la aparatología, últimamente logrando tener un equipamiento que puede evaluar gran parte de la patología habitual de la población, pero como siempre digo, la aparatología no sirve de nada si no tuviéramos en Canals un grupo de médicos de gran capacidad intelectual para poder sacarle provecho a éstas.

Hemos logrado en el tiempo que muchas personas de localidades diversas nos elijan y viajen hacia nuestra institución para atenderse sabiendo que pueden ir a  otras localidades que realizan lo mismo que nosotros. Siempre remarco también la capacidad de trabajo de los médicos de los pueblos vecinos que, estando muchas veces solos tienen que manejar situaciones que en la mayoría de los demás lados se resuelven en equipo, con más personal y más aparatología (a ellos también hay que aplaudirlos) con ellos en mi caso utilizamos la tecnología para poder efectuar algunos diagnósticos de urgencia y allí poder resolver la derivación del mismo en minutos.

Aquí los pacientes no se llevan más las hojas de las radiografías, solo se llevan un papelito con el nombre la página web de la clínica y un código y desde su celular pueden acceder a esa radiografía, por ejemplo.

¿Cómo salimos de esta Pandemia?

Con conciencia y además creo que, al pasar el tiempo, la vacunación y las personas que ya se contagiaron terminaran por decantación con este tema.  O sea, en un par de años, en vez de colocarte la cuádruple viral, seguramente tendrás que ponerte la quíntuple viral o algo parecido. Lamentablemente este tiempo que tenemos que pasar ha hecho que el sistema de salud hiciera un esfuerzo grande, mucho más grande de lo que gente se imagina, delegando mucho del tiempo personal para cumplir con su vocación de servicio y lo peor es que se llevó innumerables personas que nos cuesta entender. En mi caso la perdida de mi suegro que nos conmovió y nos sigue conmoviendo, alguien a quien yo apreciaba muchísimo.

¿Eres una persona de Fe?

Si, además de haber estudiado en colegios y universidades católicas. Pero te cuento algo, alguna vez, a la madrugada cuanto me toca venir la guardia, suele venir el sacerdote a darle la extremaunción a un enfermo y cuando nos encontramos, le digo… “aquí estamos trabajando los dos para el mismo jefe” … (Risas).

 ¿Algún agradecimiento?

Soy una persona muy agradecida, porque tuve unos abuelos excepcionales, tengo unos padres que son lo más, dedicados todos los días de su vida como prioridad a sus hijos, unos hermanos que siempre están al pie del cañón por cualquier cosa, y una esposa maravillosa, muy difícil de escribir tantas cualidades en tan poco espacio, e hijos que me llenan el corazón de una forma inimaginada. Un pueblo que me abrió los brazos donde me hicieron sentir como si estuviera siempre en mi casa. Si reconozco, que el transitar por esta vida tuve mucha dedicación y mucho esfuerzo y de toda mi familia, esto es parte de este camino que decidimos recorrer. Siempre estaré como persona y como profesional muy agradecido por lo que la vida me brindó.

La vida es normal que tenga obstáculos, pero hay que sortearlos de la mejor manera y a la vez tener una línea o proyecto de vida y seguirlo. Con mucha fe y esfuerzo.

Doctor Fernando Misisian, muchas gracias por su tiempo.

¡¡¡Gracias y saludos a todos!!!

Links de interés:

Universidad Católica de Córdoba (Argentina): https://www.ucc.edu.ar/

Universidad Católica de Lovaina (Bélgica): https://www.kuleuven.be/lang/espanol

Hospital u.z. Gasthuisberg: https://www.uzleuven.be/en

Fernando Camino

Fernando Camino Titular, editor y periodista de Revista Somos Canals Productor, conductor y periodista en eccos multimedios (https://infoeccos.com/) - (http://www.eccosfm.com/)

También puede gustarle...