Desde hace un tiempo permanece dentro del ejido urbano. Una concejala reclama que recurrió a las autoridades pero nadie la escucha y el acoplado sigue allí.

Dialogamos con Ana María Domínguez, concejala de Juntos por Córdoba en Alejo Ledesma, quien reclama que la localidad está afectada por la problemática de violaciones a la ley provincial de agroquímicos y las autoridades no actúan. Así, asegura que su función como concejala “viene a raíz de que integré un grupo ambientalista desde el ‘97 al 2001. Cuando vieron mi trabajo, un referente de Alejo Ledesma me invitó a formar parte de una lista y entré en 2003 cuando fue electo Renícole. Siempre el tema de medio ambiente para mí fue prioridad. Ya estaba el momento de las fumigaciones, era una problemática a resolver en el municipio”.

Cabe destacar, que en Ledesma están adheridos desde el 2007 a la ley provincial de agroquímicos N° 9164. No obstante, Ana María reclama que “vengo luchando para que se fumigue al menos como dice la ley, que se cumpla con lo que dice. Siempre me encuentro con sorpresas. En 2008 tuve una cuestión similar que se hacían acopios de envases vacíos de agroquímicos en una placita en medio de la localidad, nada lo veía, tuve que discutir bastante e insistir hasta que logré que lo sacaran. Ahora me pasa que los están almacenando en el acoplado de un camión destinado a la venta de esos envases. Está dentro del ejido urbano, en calle Libertad entre Catamarca y Salta. No está oculto, está al aire libre, lo puede ver el municipio”. Además, asegura que con el viento algunos envases se han volado.

Sobre si denunció la situación, aseguró que lo hizo ante el Juzgado de Faltas local y la Secretaría de Ambiente provincial: “envié fotografías, escribí, di mi nombre completo, documento, teléfono. La Jueza de Faltas fue un tanto irónica, como que ya estaba todo hecho, pero a dos días ya el acoplado está en el mismo lugar. Hay viento, se han volado algunos del acoplado”. Sobre si llamó a la policía, comenta que “me ha pasado en varias oportunidades, por eso ahora lo hago vía redes, que llamas y no te contestan o hasta que llegan ya se retiran, por eso directamente hago denuncias en redes o mando por WhatsApp a la secretaría de agricultura, que en este momento tampoco me respondieron”.

Ana María sigue esperando que las autoridades tomen cartas en el asunto, permaneciendo en su lucha desde el Concejo Deliberante. También afirmó que en Ledesma sufren los mismos problemas sanitarios que Canals. De hecho, mencionó que asistió a los encuentros socio ambientales realizados aquí, además de asistir al primer encuentro de pueblos fumigados realizado el pasado sábado en Villa María, tratando de buscar ayuda para resolver esta situación.

Dejá tu comentario