Se trata de una rectificatoria presentada sobre tablas en la última sesión del Concejo Deliberante, donde se retiran los intereses bancarios para utilizarlos en empedrado y refacción del edificio municipal. Preocupación de la próxima gestión por las finanzas.

Lejos del discurso de madurez política que se habló para acordar un presupuesto conjunto Peiretti – Bruno, el actual Ejecutivo municipal presentó sobre tablas y en la última sesión del año una rectificatoria extra que aumenta los gastos en $4.750.000 y esto preocupa a la próxima gestión porque puede comprometer las finanzas municipales a corto plazo, donde las primeras erogaciones son el pago de sueldos y aportes a fiestas de verano, entre otros.

Así, el origen del dinero es en su mayoría el que generaron los plazos fijos que mantuvo el municipio en este último tiempo, y una pequeña porción que se le retiró al área de tránsito. Como destino, se establece una importante suma a la compra de piedras para el mejorado de calles, unos $2.000.000, y otra gran porción a gastos de reforma del edificio municipal, $500.000. el resto está destinado a partidas de consumo de varias áreas.

¿Excede la contratación directa?

La obra de rippeado a la cual se le afectan $2 millones, de realizarse, supera ampliamente el monto autorizado del Ejecutivo para contratación directa. De ser así, el Tribunal de Cuentas debería rechazar esta erogación y solicitar que se realice por Concurso de Precios, como lo estipula la ordenanza vigente de régimen de contrataciones. Sin embargo, de no ser así, cabe la duda sobre todo en quienes gestionarán el municipio a partir del diez de diciembre si quedarán fondos suficientes para el pago de salarios a municipales, como lo había prometido Peiretti, y cuál será la situación económica heredada.

Cabe recordar, además, que Bruno durante su campaña prometió realizar una Auditoría Contable para tener en claro el estado actual del municipio y si todo fue realizado de acuerdo a la legislación vigente en cada área. De ser así, quizás, estos $4.750.000 queden bajo la lupa de los profesionales a cargo de estos procedimientos.

Dejá tu comentario