A un mes de poner el primer ladrillo

A un mes de poner el primer ladrillo

Familias trabajando mancomunadamente para lograr el sueño de la casa propia.

La construcción del barrio 44 viviendas sociales, lanzado por el municipio, sigue su marcha a un ritmo constante. Hecho que pueden ver quienes pasen por inmediaciones del predio donde se están construyendo las viviendas.

Desde eccos multimedios seguimos tomando testimonios a los integrantes de los diferentes grupos para que nos cuenten la experiencia y las sensaciones de estar en este camino que los conducirá a cumplir el sueño de la casa propia.

En esta oportunidad dialogamos con beneficiarios del grupo 2 quienes nos aportaban un dato que para ellos quedara grabado en su memoria, la tarde en la que realizábamos la entrevista se cumplía un mes de la colocación del primer ladrillo de las dos viviendas que ya tienen sus paredes levantadas.

11 familias colaborando

Marcelo Cleary y Eduardo López nos detallan lo que han vivido desde el momento en que salieron adjudicados para la construcción de estas viviendas hasta estos días.  “Hemos empezado con la tercera casa, creo que vamos con viento a favor. Se armó un buen grupo, las 11 familias están colaborando, y está a la vista lo que están trabajando. Estamos todos muy felices y contentos” nos cuentan.

Con respecto a cómo se vive el día a día Marcelo comentaba “más allá del contrato que hemos firmado, nosotros tenemos un esquema de trabajo. Trabajamos todos los días de cinco y media o seis de la tarde hasta que terminemos, por ahí nos vamos a las 8 por ahí a las 10, a veces nos hemos ido a las 12 de la noche, ya que colocamos reflectores y seguimos trabajando. Sábados a la tarde y domingo todo el día”.

A-un-mes-de-poner-el-primer-ladrillo-1.png
Familias trabajando mancomunadamente para lograr el sueño de la casa propia.

El sueño de toda la vida

Uno de los oficios de Marcelo Cleary es ser albañil, trabajo que lo ha llevado a construir viviendas para otras personas, pero ahora tiene la posibilidad de construir la suya. “El techo de uno es el sueño de toda la vida, y la oportunidad que nos han dado, a mi edad es una de las últimas. Entonces es como que uno la aprovecha a full, más que cualquier otra oportunidad. Estamos muy agradecidos y disfrutando. Los domingos es un día que se disfruta mucho porque las 11 familias comemos juntas, somos 11 familias amigas” nos cuenta. Agregó además que nunca hubiera pensado llegar a esta oportunidad de la casa propia sino hubiese sido por este plan “no vamos a pagar el terreno porque la cuota que nos han hecho es completamente accesible”, y entre risas mencionó que no saben si van a llegar a escriturar por la edad que tienen, “pero en estos tiempos por cuenta propia no hubiéramos podido llegar a tener una casa”.

Por su parte Eduardo López mencionaba estar feliz “con esta oportunidad que no me esperaba. Muchas veces hemos pedido a intendentes anteriores esta oportunidad, pero llegó así que estamos contentos, al igual que el grupo.”

Todo es posible

Marcelo remarca que la unidad del grupo 2 es una bendición, y alentó a otras familias a que se animen ya que la intención de actual gestión comandada por Edgar Bruno es seguir con planes similares para seguir dando la oportunidad de que más familias puedan llegar al sueño de la casa propia… “hay que ponerle ganas, es un techo que no es poco. Es el sueño que tenemos y poderlo cumplir es mucho, y una oportunidad como la que nos dio Edgar nunca la hemos tenido, y si se construyen 36 casas más, que se animen que se puede lograr”. En este punto menciona que el diálogo es fundamental para poder encontrar solución a los problemas que puedan surgir, para poder organizarse o si surgen inconvenientes personales imprevistos.

A-un-mes-de-poner-el-primer-ladrillo-1.png
Familias trabajando mancomunadamente para lograr el sueño de la casa propia.

El rol de la mujeres

En el grupo hay mujeres que trabajan en diferentes horarios por no poder ir en los horarios en que va la mayoría. En referencia al trabajo que éstas realizan Marcelo destacó que “las mujeres preparan la mezcla, arman las estructuras de hierro que su utilizan en las columnas y encadenados. Se ponen al lado nuestro y a veces trabajan más que los hombres”.

Cuando comenzaron la construcción de las primeras viviendas se habló de un tiempo de 8 meses que se propusieron para finalizar.  “No sé si vamos a poder lograr ese objetivo, pero, pero la meta es que para fin de año las 11 familias podamos estar viviendo cada una en su propia casa. En el pasado van a quedar muchas anécdotas, peleas, discusiones, porque consolidar 11 familias no es fácil, pero hemos hecho un muy buen grupo gracias a Dios.”

Por último agradecieron a la municipalidad por la oportunidad que les bridaron y aunque éste era un plan a largo plazo, con el aporte del gobierno provincial se pudo organizar de otra manera “no voy a terminar de agradecer, porque es el sueño de todos. Así que siempre vamos a estar agradecidos” concluyo Cleary, integrante del grupo 2.

2 thoughts on “A un mes de poner el primer ladrillo

Dejá tu comentario