Organizaciones sociales relevan a trabajadores informales para una asignación durante la cuarentena.

Trabajo albañil

Organizaciones sociales avanzan en el relevamiento de trabajadores informales de todo el país para gestionar ante el Ministerio de Desarrollo Social una asignación de entre $ 3.000 y $ 5.000, mientras dure la cuarentena ordenada por el gobierno nacional para mitigar el avance del coronavirus (Covid-19), según señaló la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

Ese nucleamiento, en conjunto con otras organizaciones, lanzó en los últimos días una campaña de recolección de información y relevamiento para ubicar a cerca de un millón de personas que vive en la informalidad.

En principio, el pedido de la UTEP apunta a auxiliar a trabajadores que viven de la venta ambulante, el reciclado urbano u otras ocupaciones informales y que, a su vez, no acceden a ninguna asignación del Estado, como AUH o Salario Social Complementario.

Según manifestaron desde la UTEP, el pedido fue planteado en distintas esferas del gobierno nacional y esperan tener una respuesta “en los próximos días”.

“Venimos planteando en las reuniones con el gobierno nacional la necesidad de inyectar dinero en los sectores más frágiles. Cuando más mantengamos a la gente en sus casas, mejor se va a poder llevar este período de cuarentena”, apuntó a Télam Nicolás Caropresi, coordinador nacional del Movimiento de Trabajadores Excluidos-UTEP.

El pedido al gobierno es por un beneficio de entre $3.000 y $5.000 “hasta que dure la cuarentena” y está acompañado, también, por el de una mayor asistencia en los comedores y merenderos populares.

“Queremos que llegue comida y plata para a los barrios para que la gente no tenga que salir de su casa para trabajar durante la cuarentena y pueda comprar en mercados de cercanías”, aseguró Caropresi.

Ayer, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció que el gabinete económico social está trabajando en medidas para “monotributistas y trabajadores informales” en el marco de las acciones para asistir a los más afectados por la propagación del Covid-19.

“Se está evaluando la situación. El tema ya fue planteado por el Presidente (Alberto Fernández) para los monotributistas y los trabajadores informales, como taxistas, mozos, azulejistas, jardineros; mucha gente que gana la diaria y que no está en situación de pobreza, pero que vive de eso, y hoy tiene dificultades”, precisó Arroyo en diálogo con radio Mitre.

Advertisements


Dejá tu comentario