Pablo José María Villanueva 1 de Julio 1965 – 4 de septiembre 2020

Pablo José María Villanueva nació el primero de julio de 1965, cursó sus estudios primarios en el colegio Misericordia, la secundaria en el Belisario Roldán y después estudio abogacía en la Universidad Nacional de Buenos Aires.

En una entrevista realizada por eccos multimedios Pablo contaba anecdóticamente el porque de su nombre: “me iban a nombrar Alejandro, pero como ninguno de los trece nietos tenía el nombre de los abuelos entonces me llamaron Pablo por mi abuelo materno, José por mi abuelo paterno y María por una promesa que hizo mi madre a la Virgen María con respecto a mi hermana mayor fallecida, para que no sucediera lo mismo sucesivamente con el resto de sus hijos. Esos son los orígenes de mi nombre.”

A continuación, le dejamos una entrevista realizada por la revista somos Canals en el mes de julio del año 2011.

Pablo contanos algunos recuerdos o anécdotas de tus años de juventud

Recuerdo las competencias deportivas entre las escuelas en el secundario los grupos de amigos. Éramos más felices con menos cosas. Con el avance de la tecnología los chicos de ahora no la saben aprovechar no la disfruten tanto como nosotros.

Amigos de la época de la juventud.

Quedaron muchos amigos lo que más frecuentemente veo son Damián Cerutti que está en Córdoba, Jorge Labori, Javier García, José Garcés y de Buenos Aires dos amigos de esos incondicionales, Alberto Ledesma, del mundo de la política y Víctor Neri, de la universidad.

¿Profesión a la que te dedicas?

Abogado dedicado a la parte de siniestro principalmente. Hice un curso y me especialicé en mediación.

¿Hincha de qué club de fútbol eres?

De libertad, mi abuelo jugó en el club desde los inicios, mi papá también fue jugador fue de la camada de los días campeonatos seguidos que tuvo libertad. Creo que cuando nací antes que el pañal, me pusieron la camiseta de libertad. A nivel provincial soy hincha de Racing de Córdoba y jugué casi dos años en Huracán, aunque soy hincha de boca.

¿Algo que te apasiona en la vida?

Hasta que entré en la facultad el deporte era muy importante en mi vida. También disfruto mucho de la lectura y me gusta viajar, aunque esta es una asignatura pendiente, poder conocer la diversidad de culturas que existen. La política es mi gran debilidad, mi gran obsesión y tal vez lo que me consume mayor cantidad de tiempo.

Las políticas públicas, es lo que realmente me apasiona, me gustaría estar abocado todo el tiempo, pero lamentablemente hay que vivir, y la función pública son momentos.

Llevo una vida austera para mí la mejor riqueza son los vínculos y las relaciones humanas, el mayor objetivo que uno tiene es que la sociedad se convierte en una sociedad mejor, esa es una de mis grandes utopías, es lo que me desvela, más que lograr ser rico económicamente.

Hay gente que es tan pobre que lo único que tiene es plata y en estos tiempos en donde los valores económicos han superado a los valores humanos, no es tan fácil vivir, no es fácil de que a uno lo entiendan, no es que juzgue al que le gusta tener dinero, sólo digo que la satisfacción que dan los valores para mí es muy importante.

¿Cuándo te iniciaste en la política?

Soy de la camada que arrancó en la política con la democracia en el año 82, estaba haciendo el último año del secundario y el despertar de la democracia me generó una pasión que es indescriptible. Cuando me fui a Buenos Aires empecé a participar de los comités y en mi primer acto político lo fui a ver Alfonsín.

Verlo fue cautivantes. Fue mi primer gran hipnosis. A partir de ahí empecé a militar y a participar siguiendo los pasos de la ideología de Alfonsín en lo social y en lo cooperativo y aprendí a valorizar a los partidos políticos y hacer política desde los partidos. Debemos hacer escuela desde los partidos políticos para formar a los futuros funcionarios, es fundamental la formación partidaria en los futuros gobernantes.

En esa oportunidad Pablo era candidato a intendente por la unión cívica radical y argumentaba el porqué.

Siempre fui radical, primero por pasión, después por convicción, me convencí ideológicamente de que el radicalismo representa un modelo ideológico y de país que para mí es el que más puede resultar para brindar respuestas a la sociedad.

¿Qué es lo que lo había llevado a Pablo Villanueva ser candidato en el 2011? El comento en esa entrevista que “acepte El desafío de seguir porque creo que todavía tengo cosas para darle a mi pueblo.

La del intendente es una de las funciones más difíciles que tiene la democracia porque tiene que dejar todo, tenés presupuestos bajos y demandas económicas altas. La capacidad de transformar para generar un mejor bienestar a la gente es la máxima satisfacción que uno pueda sentir.

A continuación, dejamos la entrevista en la que Pablo se postulaba como intendente para este 2020, elección que le dio la oportunidad de ser elegido como concejal por Acuerdo Social Amplio, función que estaba cumpliendo hasta el día de su fallecimiento.

¿Como tomaste la decisión nuevamente de postularte como intendente?

El que ama la política, la vocación de servicio, el quehacer como instrumentación para que una sociedad mejore su calidad de vida sobre todo a quien menos tiene o a aquellos que más necesitan del estado municipal siempre está con ganas. La decisión de volver fue después de haber madurado y ver que muchas cosas que no deben suceder están produciéndose, las cosas que se hacen mal o no se hacen, la falta de compromiso. A mí esto me ha costado muchas cosas personales, pero lo sigo como una verdadera profesión. Además, entendí que este era el momento al ver que mi pueblo se estaba entristeciendo por varias razones.

Después de que terminó tu gobierno a principios del año 2000, que duró cuatro años. ¿Qué has estado haciendo dentro de la política?

Comencé con el proceso de adaptación, estuve como asesor en el área interior en la defensoría del pueblo de la provincia de Córdoba, estuve también dos años posteriormente en asesoramiento legal en el bloque radicalista, también asesore a varios intendentes de la zona ayudando con sus campañas, trabaje en algunos proyectos, estuve como abogado en la Cámara provincial de carga y de cereales.

Cuando ganaste las elecciones a intendente del pueblo dejaste tu actividad personal de lado…  

Si, es lo que más me recriminaban mis amigos y familiares por haber dejado todo por la vocación, cuando alguien es apasionado por algo siempre se entrega por entero. Me ha llevado a situaciones personales difíciles, momentos complicados y volvería a dejarlo todo porque uno cuando asume la responsabilidad lo debe hacer en su totalidad. En estos momentos se confunde mucho el poder político porque se está usando como un medio y no con un fin, parece difícil hablar de honestidad como una virtud cuando debería ser una obligación. Soy de la generación que piensa que hay que discutir ideas políticas, la política es el arte para transformar una sociedad.

Contanos que te llevo a formarte en la política.

En el año 1982, con 17 años, se abre la apertura a las nuevas elecciones, siempre me gustó. Esto coincide cuando me voy a Buenos Aires a estudiar en la carrera de Derecho, y tuve la suerte de conocer al gran político Alfonsín, quedé en esa conexión con el radicalismo, toda esa efervescencia era realmente preciosa, había mucha expectativa, mucha pasión y militancia. Ir al congreso de la Nación, escuchar y observar los debates, haber tenido la oportunidad de estar con estadistas tan extraordinarios internacionalmente. Toda esa pasión que tuve en esa época sigue totalmente intacta actualmente.

Teniendo en cuenta estos pocos días que restan para el tema de las elecciones, ¿Tenes tu equipo conformado?

Hay muchas personas trabajando, no se manifiestan porque tratamos de ser respetuosos con el tiempo, tenemos la suerte de que se va sumando gente. En la lista se precisan seis titulares, siete suplentes, tres tribunas cuentas y tres suplentes. Estamos trabajando con 15 puntos esenciales para la transformación de nuestra localidad, dentro de estos puntos tenemos muchas diversidades de cosas.

Lo que hemos estado observando es la ausencia del estado municipal, no cumple con lo básico que es mantener el pueblo limpio, para eso los habitantes pagan los impuestos. El estado municipal necesita más capacitación de sus miembros.

Vamos a comenzar con la campaña cuando por ley corresponda, básicamente son los últimos 40 días de la fecha correspondiente a la presentación oficial de las listas de postulantes a candidatos de intendentes.

Uno de los puntos centrales como iniciativa solamente de recursos municipales, vamos a dar dos millones de pesos por año a 50.000 emprendimientos.

En estos dos últimos años estamos presenciando dos herramientas que son un poco caóticas para la política, que son la crítica y la desacreditación personal de los candidatos, ¿Qué piensas de esto?

Cuando se utiliza la desacreditación y los golpes bajos es porque hay ausencia de los proyectos propios, digamos uno debe y tiene que hacer una crítica de lo que no está de acuerdo porque es parte de esto, pero en si con respeto.

Dejá tu comentario