Los hechos

Según nos informa el SubComisario de la localidad de Canals, Martin Bernard, el robo de la motocicleta se produce el día domingo por la noche en la localidad de Viamonte en el domicilio de la novia del dueño del vehículo.

El dueño del rodado sustraído,  logra  por cuenta propia dar con un menor, quien supuestamente tenía información de donde se encontraba la moto. A partir de ese momento acuerdan un encuentro en la localidad, el cual ocurre en horas de la noche de este martes 17 cerca del ferrocarril, en un sector retirado de la localidad, hasta donde se llegaron el dueño de la moto, acompañado de dos amigos, y el informante menor de edad con el padre.

Bajo estar circunstancias y después del recupero de la moto, el dueño se retira del lugar, quedando los dos amigos y el informante con el padre. Ahí es cuando el menor recibe golpes en la cara produciéndosele fractura de tabique y posterior herida de consideración por arma blanca en la pierna.

La policía toma conocimiento de esta situación por un llamado telefónico. Se llegan al nosocomio, entrevistan al herido quien da los nombres de los agresores y describe que los mismos se trasladaban en una Eco Sport gris, con esa información dos móviles policiales de Canals junto a la patrulla rural colaboran en la búsqueda para encontrar a los agresores y logran encontrarla en la zona rural de Aldea Santa María. En la misma se trasladaban un joven de 27 años y un menor de 17 años.

Acto seguido se consulta con el fiscal quien ordena la imputación de “Tentativa de homicidio”. Si bien el menor recupera la libertad, el mayor está a estas horas detenido.

Cambio de carátula

Hoy, en horas de la mañana, desde los Tribunales de La Carlota se produce un cambio en la carátula de la causa, pasando de “Tentativa de homicidio” a “Lesiones graves calificadas”. También se ordenaron allanamientos en la vivienda de los agresores, donde se secuestró un cuchillo, el que supuestamente habría sido el utilizado para provocar la lesión.

Con respecto al menor herido, se encuentra actualmente internado en el hospital Bell Ville, estable y fuera de peligro.

Según trascendidos, el menor herido tenía conocimiento del lugar donde estaba la moto y pedía recompensa por el recupero de la misma, hecho que se enmarca dentro del delito de negociaciones clandestinas.

Bajo estas circunstancias, siguen las averiguaciones respecto a si el menor fue el autor del robo, lo que está claro es que éste tenía conocimiento exacto del lugar donde se encontraba la moto, porque en el encuentro acordado aparece el rodado y le es devuelta al damnificado.    

Dejá tu comentario