La obra de enterramiento y nivelado del predio será entregada terminada a Bruno, según el municipio, para que éste pueda continuar con la planta de tratamiento de residuos.

En los últimos cinco meses en Canals se ha invertido más que en años de gestión en obra pública. Esta vez, es turno del basural, una obra que sólo se venía prometiendo desde hace buen tiempo y que ahora, a punto de concluir su gestión, Carlos Peiretti decide avanzar invirtiendo lo necesario para terminarla. Es así que a través de las redes sociales el municipio anunció que “el intendente Carlos Peiretti resolvió dar los pasos iniciales de este proyecto, terminando su gestión con las obras realizadas. Es por ello que se llevó a cabo la mensura de las cinco hectáreas adquiridas para residuos sólidos urbanos y se trabajó en el alteado y sistematizado del terreno”. Este año ya se había avanzado en la compra de los terrenos que ocupa el basural y que pertenecían a la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Canals, y una porción de ese lugar se donó a la Comunidad Regional para el centro de transferencia regional de residuos. Esto último no agradó porque la donación se consideró un gasto innecesario del municipio, ya que la comunidad regional posee su propio presupuesto fruto de los aportes de todos los municipios que la conforman.

Cierre definitivo

El comunicado continúa asegurando que “el basural se está ordenando, con el objetivo de su cierre definitivo, con dos acciones: tapado y ordenamiento (realizado en agosto de 2018), donde a la vez se hizo un foso de enterramiento de nuevos residuos”, y “tapado y ordenamiento en las últimas semanas (noviembre 2019) de los materiales que personas particulares hubieran tirado fuera del área de fosa”. Se desconoce el impacto ambiental y ecológico que podría generar el enterramiento de la basura, y si previamente se realizó algún tratamiento bajo supervisión profesional para evitar la contaminación de la napa. El comunicado finaliza que “de esta manera se entrega tanto los predios del proyecto para ordenamiento regional de los residuos sólidos urbanos, como el basural a cielo abierto en condiciones para que la próxima gestión pueda ingresar hacía un futuro mejor, que es la incorporación en el plan regional”. Por el momento, y sin saber si ésta es verdaderamente una solución sustentable, lo importante parece ser esconder la basura y dejar un predio agradable a la vista, ocultando años de abandono, desidia y carencia de políticas públicas en cuidado del ambiente y la salud de los canalsenses.

Dejá tu comentario