Los contenidos educativos sumarán más horas y llegarán a los medios privados y a las radios.

El subsecretario de Medios Públicos de la Nación, Claudio Martínez, informó hoy que se trabaja para que los contenidos educativos alcancen las 14 horas diarias en las pantallas de la TV Pública, Pakapaka y Encuentro, al tiempo que se coordina con radios y canales privados, cooperativos y comunitarios para asegurar la llegada de los mismos a todo el país mientras se mantengan cerradas las escuelas por la pandemia de coronavirus.

El pasado 16 de marzo, unas horas después del anuncio de la suspensión de clases, los Medios Públicos comenzaron a emitir contenidos para acompañar a los chicos durante ese período, una tarea que fue posible por la cantidad de material audiovisual producido por el Estado desde 2005.

¿Cómo evalúan lo realizado desde los Medios Públicos desde que se confirmó que se cerrarían los colegios hasta el 31 de marzo?

Martínez- Estamos satisfechos. Cuando el presidente Alberto Fernández comunicó que se iban a suspender las clases, hacía 10 días que veníamos trabajando con el Ministerio de Educación en desarrollar una solución desde el punto de vista televisivo para la contención de los chicos. El sistema estaba preparado y a la mañana siguiente ya teníamos en el aire cuatro horas diarias de programación educativa en la TV Pública, en Encuentro y Pakapaka. ¿Cómo fue posible que en 10 días podamos producir 20 horas semanales de TV? Es que no fueron 10 días, fueron 15 años, fue un proceso que se inició en 2005 cuando se decidió la creación de Canal Encuentro. Nuestra tarea fue seleccionar los contenidos adecuados a esa continuidad educativa y ponerlos en el aire.

Dentro de esos 15 años también se encuentran los cuatro de gestión macrista ¿Se incluyeron materiales producidos durante esa época?

Alguna cosa sí, pero fundamentalmente se utilizó material producido hasta 2015. No porque se discriminaran los materiales producidos entre 2016 y 2019. La decisión del gobierno de Mauricio Macri fue que los canales educativos pasarán al Sistema Federal de Medios Públicos, dejaron de ser canales educativos y pasaron a tener un registro, si se quiere, en el mejor de los casos, cultural.

Cooperativa Canals

Existe la posibilidad de una extensión de la suspensión ¿Cómo se preparan los medios para ese escenario?

Estamos trabajando en la producción de muchas más horas diarias, tanto en TV y Radio. Estamos pensando en 14 horas diarias de TV. La educación en la Argentina está dividida en 7 partes, desde el nivel inicial hasta el último año del secundario. Cada uno de esos niveles va a tener 2 horas de programación diaria, en un esquema no tan similar al de ahora con programas cerrados, sino más bien con presencia directa de docentes, lo que uno podría llamar “teleclases”, que van a tener desarrollo artístico, conductores del mundo artístico, pero con docentes parados delante de la cámara, enseñando 2 horas por día en cada uno de los 7 niveles.

¿Cómo sería el esquema de programación?

La cabecera de esto va a ser la TV Pública, que va a transmitir 6 horas diarias, mientras que Encuentro y Pakapaka van a completar las 14. Los canales públicos van a tener la totalidad de la oferta educativa, pero sabemos que, por la extensión del país, vamos a necesitar de todos los recursos posibles. La semana pasada empezamos a articular con el sistema privado, con el sistema público vinculado a las provincias, con las universidades, cooperativas y canales comunitarios. Armamos una mesa donde estuvieron todos los prestadores del país y empezamos a preparar una programación para que cada lugar del país tenga la posibilidad de acceder, para alcanzar lo más cercano al 100 por ciento de cobertura.

En cuanto a la radio, van a ser 7 horas, 1 por cada nivel, con cabecera en Radio Nacional y hemos convocado a las privadas, comunitarias, universitarias. Hemos tenido una respuesta muy positiva.

A diferencia de los públicos, los medios privados tienen una lógica comercial ¿Está planificada alguna compensación por esas horas de programación?

No hay ninguna medida de compensación. Se apeló a la buena voluntad. Todos comprenden que estamos en una emergencia sanitaria, que es también social, económica y educativa. La respuesta fue excelente.

¿Sienten que esta es una oportunidad para que los padres se involucren en los contenidos audiovisuales que consumen sus hijos?

Estos contenidos van a funcionar y van a ser muy útiles en la medida en que logren juntar a la familia frente a la tele o la radio para acompañar a los chicos en la tarea, en el proceso de aprendizaje que no reemplaza a la escuela, pero que sirve como mecanismo de contención.

¿Cuál es el rol de los trabajadores de los medios en esta etapa?

Me interesa hacer un reconocimiento a todos los trabajadores de los medios públicos, que están en una tarea esencial, llevando educación. En los canales educativos sentimos que estamos haciendo una gesta educativa. Es una tarea fundamental para que el proceso educativo no se detenga ni siquiera en momentos de cuarentena.

Advertisements

Dejá tu comentario