China comparó a Pompeo con una mantis religiosa que intenta detener la historia con sus patas

China comparó a Pompeo con una mantis religiosa que intenta detener la historia con sus patas

China comparó hoy al secretario de Estado norteamericano saliente, Mike Pompeo, con una “mantis religiosa” que “intenta detener el curso de la historia”, tras las nuevas sanciones de Washington a funcionarios chinos y de Hong Kong tras la masiva represión de los activistas prodemocracia en el territorio semiautónomo.

La metáfora se refiere a una expresión china que se burla de una mantis religiosa, un insecto muy voraz, que intenta detener un tanque con sus patas.

Pompeo dedicó sus últimos días al frente de la diplomacia estadounidense a tomar medidas contra Beijing.

El viernes Estados Unidos impuso sanciones a seis funcionarios chinos y de Hong Kong, incluyendo al único representante de la excolonia británica en el comité permanente del Parlamento chino.

Las sanciones son una respuesta a la reciente detención en virtud de la Ley de Seguridad Nacional de 55 activistas prodemocracia y exfuncionarios electos.

“La evolución de Hong Kong del caos a la estabilidad es irreversible”, dijo el lunes la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao en Beijing.

“Gente como Pompeo no son más que ridículas mantis religiosas que intentan en vano detener el curso de la historia”, añadió la declaración, según reportó la agencia de noticias AFP.

La oficina, que califica las sanciones estadounidenses de “truco político” que se utiliza “cuando todos los demás trucos se han agotado”, instó a Pompeo a “detener el espectáculo”, refiriéndose al final de la administración del presidente Donald Trump el miércoles.

El sábado, el ejecutivo de Hong Kong calificó las sanciones de “insensatas, desvergonzadas y despreciables”, expresó “su máxima cólera” y denunció las “medidas coercitivas” como un último intento de Washington de intervenir en los asuntos internos de China.

Hong Kong se vio sacudido en 2019 por siete meses de enormes y a menudo violentas protestas a favor de la democracia.

China puso fin al movimiento imponiendo una ley draconiana de seguridad nacional el año pasado.

Al menos 90 personas fueron detenidas en virtud de esta legislación, mientras que otras muchas están acusadas de participar en manifestaciones o de promover la democracia.

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: