Con la ausencia del presidente del concejo, Sergio Bolinger y la presencia de solo tres concejales, Adriana Conte, Daniel Beacon y Susana Gregorietti, tuvo lugar la audiencia pública.

El pasado jueves 14 se llevó a cabo en el salón del Registro Civil de la Municipalidad de Canals, la audiencia pública de presupuesto, tarifaria y régimen de contrataciones que regirá para el año 2020. A diferencia de otros años, esta vez no participaron los funcionarios de Economía del Ejecutivo municipal, y asistieron sólo tres concejales: Adriana Conte, Daniel Beacon y Susana Gregorietti. Por la ciudadanía, sólo asistieron integrantes del gabinete de Edgar Bruno y la prensa. Conte, sobre las faltas, aseguró que “tenemos dos concejales enfermos y dos por razones de trabajo”.

Finalmente, tras treinta minutos de deliberación, se dio por concluida la audiencia y ahora resta la segunda lectura, donde los concejales podrán modificar las partidas presupuestarias, y aprobarán o no el proyecto. Para resolver de maneara positiva, se necesitan cinco votos favorables. De lo contrario, la próxima administración deberá comenzar con el mismo presupuesto de este año.

El proyecto

Según aseguró Adriana Conte en la audiencia, la tarifaria tiene un incremento promedio del 50%, incluso algunos puntos el 60%, porcentaje que resulta del cálculo por inflación aseguraron del oficialismo. Uno de los rubros que más aumento presenta es el impuesto inmobiliario, y licencias de conducir. El monto total del presupuesto, tanto de ingresos como egresos, asciende a los $255 millones. El régimen de contrataciones aumentó en un 50% el monto autorizado de contratación directa, elevándolo a $1.725.000.

Sobre la estimación de incremento salarial, ante la pregunta de un representante sindical de los trabajadores municipales, Conte afirmó que “este presupuesto ha sido consensuado con la nueva gestión, y tiene en su totalidad como presupuesto general un 25% más de sueldo que el año pasado. Es muy poco, pero es lo presentado”.

Consultada sobre la posibilidad que a la segunda lectura la de el nuevo Concejo Deliberante, Conte aseguró que eso “sería un presupuesto reconducido, sin terminar el ejecutado, y no es legal”, a lo que Beacon agregó “había dos opciones, uno era si el presupuesto 2020 lo iba a hacer la gestión actual prácticamente tenía que pasar al año siguiente y hacer un reconducido y armarlo la nueva gestión. Por otro lado, si este presupuesto se planteaba en forma conjunta, el actual con la nueva gestión, uno puede tomarlo como propio y hacer el debate y la aprobación o no del presupuesto”.

Finalmente, en cuanto a obras destacadas para el 2020 se puede mencionar la creación de un dispensario al sur de Canals ($1.500.000), pavimento y cordón cuneta ($3.000.000), viviendas ($9.500.000), parquización del ferrocarril ($7.500.00), gas ($19.000.000) y cloacas ($5.500.000). El presupuesto participativo prevé apenas $200.000. Por otra parte, no se prevé ocupar las 23 vacantes de planta permanente disponibles, y la incidencia de los sueldos en el presupuesto de gastos total es del 47,65%, muy por debajo de años anteriores que rondaba el 70%. Esto, desde el gabinete de Bruno, lo explican en la reducción de cargos políticos producto de la eliminación se algunas secretarías y agencias.

Dejá tu comentario